miércoles, 13 de agosto de 2008

La supersticion de los gatos negros


Sí, los famosos gatos negros. Los de las leyendas y supersticiones. Los compañeros de las brujas y las desgracias. Pero alguna vez te preguntaste por qué?

En un principio los gatos (en general) fueron dignos de admiración, rodeados de un halo de misticismo y magia: desde la leyenda del arca de Noé, donde un león estornudó, saliendo de sus narices los primeros gatos que controlaron la sobrepoblación de ratones, Egipto que los consideraba reencarnaciones de los dioses, hasta los celtas que creían a los ojos de los gatos como las entradas al mundo de las hadas.

Los gatos fueron venerados en muchas partes del mundo hasta que en el sigo XIII la Iglesia los consideró relacionados al diablo y al cuerpo transformado de las brujas. Realmente hay muy poca documentación acerca del origen de esta creencia, pero hay un libro (ya no recuerdo cuál) donde se menciona un episodio durante la Inquisición, en el que una joven acusada de brujería fue perdonada.

En esa época la Iglesia no podía darse el lujo de admitir un error, y en lugar de colocar a la chica en la hoguera decidieron poner al primer animal que tuvieron a la mano, que casualmente fue un gato, y negro. Cuando el animal comenzó a quemarse pudo zafarse de sus ataduras y salió corriendo entre el público, que horrorizado vió cómo la bruja "se había transformado en gato" para volver luego y vengarse.

Es muy posible que a partir de ese episodio se haya relacionado a los gatos con el diablo, las brujas y las desgracias, y lo cierto es que se quemaron miles de gatos en hogueras, y fueron exterminados al punto de casi extinguirse en Europa.

Pero luego vino la verdadera "venganza": La superpoblación de roedores en esa época debido a la falta de estos cazadores fue la desencadenante de la famosísima "peste negra" que mató a más de 25 millones de personas.

Fue recién en el siglo XVII que los gatos vuelven a recuperar su lugar como efectivos cazadores de ratas, y desde entonces hasta nuestros dias volvieron a ganar el espacio que tan injustamente les quitaron.

Para concluír, los gatos negros son los que mejor carácter tienen como animales de compañía, los más compañeros e intuitivos, aunque pareciera que sus inocentes ojos todavía conservan un recuerdo de lo que fue su historia. Cualquier dueño de un gato negro puede ver esta expresión en su mirada.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

ESO ES MUY CIERTO YO TENGO TRES GATAS Y LA DE MEJOR CARÁCTER ES LA DE COLOR NEGRO.

Ivett Peimbert dijo...

Eso es cierto, yo tengo por mascota a una gatita negra que tiene un carácter muy dulce, es muy cariñosa y goza de buena salud.